902 105 913

Cronista Carlos Valcarcel. 4, 1º Izq - Murcia

Top

La hidratación, clave para combatir el calor

TerraFecundis / Sin categoría  / La hidratación, clave para combatir el calor

La hidratación, clave para combatir el calor

El verano es tiempo de altas temperaturas, una circunstancia a la que no siempre es fácil adaptarnos. Siguiendo una serie de recomendaciones, podremos pasar mejor estos días y evitar los efectos negativos que se pueden producir en nuestro organismo cuando el termómetro se dispara.

En Terra Fecundis sabemos que son varias las pautas a seguir que tienen que ver con nuestros hábitos o la ropa que utilizamos, pero en este post nos vamos a centrar en una que es fundamental: la hidratación. Beber líquidos es clave, ya que son imprescindibles para regular nuestra temporada corporal y que el organismo funcione correctamente. Esto es algo a tener en cuenta durante todo el año pero que, con el calor, es todavía más importante.

Es recomendable, incluso, anticiparnos y beber sin esperar a tener sed. La cantidad concreta depende de cada persona y de la actividad que realice durante el día, pero los expertos, cuando el calor aprieta, utilizan como referencia un mínimo de litro y medio de agua.

Y es que, puestos a elegir, la mejor opción para hidratarnos es el agua. Hay otras bebidas que también nos pueden ayudar, como zumos naturales o bebidas para deportistas, pero siempre a menor nivel. Por el contrario, debemos evitar bebidas con cafeína, alcohol o grandes cantidades de azúcar, ya que provocan justo el efecto contrario.

Comer también contribuye a la hidratación, especialmente en el caso de frutas y verduras que, además de otras nutrientes, están compuestas por una importante cantidad de agua. Eso sí, hay que apostar por alimentos ligeros y frescos, evitando las comidas copiosas y muy calientes.

Estas recomendaciones deben aplicarse a uno mismo y tenerlas en cuenta para aquellas personas más sensibles al calor como pueden ser los niños, la tercera edad, las embarazadas o las personas con alguna enfermedad crónica.

Y, tú, ¿cómo te mantienes hidratado en verano?